Adiós al blanco y negro: llegan las radiografías a color.

Adiós al blanco y negro: llegan las radiografías a color.

Algo en una radiografía es inevitable en una aburrida imagen en blanco y negro que muchas veces solo los doctores saben descifrar, sin embargo, esto podría ser un punto de cambio. Una empresa de Nueva Zelanda ha desarrollado un  nuevo tipo de escáner que permite realizar radiografías en 3D y color.

Con esta nueva tecnología se puede realizar las imágenes con más facilidad y con más precisión que con las imágenes en blanco y negro.

La primera radiografía en colores  muestra un detalle un tobillo y una muñeca, incluso se puede ver el reloj.

¿Cómo funciona el escáner 3D a color?

El escáner utiliza un detector que utiliza la información del color en el mismo modo que lo que tiene una cámara, pero en este caso, cuando el obturador se abre es capaz de contar cuantas partículas en el pixel.

Este chip tiene un algoritmo único y personalizado para detectar las longitudes de onda mientras que pasan los rayos X a través de los distintos materiales del cuero, por lo que  es posible distinguir entre hueso, músculo, grasa, líquidos y tejidos.

Junto al escáner se agrega un software que usa la información del chip para crear imágenes a todo color y en formato tridimensional.

Radiografía de tobillo

Estas primeras pruebas del escáner se usan para estudiar el cáncer, los huesos y las articulaciones. Según sus creadores, Phil y Anthony Butler, de las Universidades de Canterbury y Otago en Nueva Zelanda, pronto podrán utilizarlo para odontología y hasta cirugía cerebral.

Hay que esperar unos años para que este escáner sea utilizado en todos los hospitales y las clínicas, en el momento de su uso popular en Nueva Zelanda.

fuente directa