Así funcionan las apps que cualquiera puede descargar para espiarte a través del móvil

Así funcionan las apps que cualquiera puede descargar para espiarte a través del móvil

Existen decenas de apps gratuitas tanto en Google Play Store como en iTunes cuyo objetivo es espiarte. A estas apps se las conocen como spyware y, para curarse en salud, explican que su objetivo es ayudar a padres preocupados a saber en todo momento dónde están sus hijos pequeños. El problema es que estas apps se acaban usando para fines más siniestros como por ejemplo espiar a tu ex-pareja.

¿Funcionan estas apps spyware? ¿Realmente se puede espiar a alguien usándolas o se trata de un bulo? Un reportaje de ABC, en donde una periodista decide instalarse una app spyware y dejarse espiar, demuestra que, por desgracia, es posible saber dónde está una persona en cualquier momento. Y no solo eso: también puedes tomar fotos desde su cámara o escucharla desde su micrófono.

En el reportaje, la periodista Elise Worthington le pide al cineasta Anthony van der Meer que la espíe en todo momento a través de la app.

Aquí vemos a van der Meer durante el proceso de espionaje.

La colaboración de van der Meer no es casual: el cineasta creó un documental a partir de una app que en teoría te ayuda a encontrar tu móvil perdido pero en realidad puede usarse para seguir a una persona.

“No tenía ni idea de lo fácil que es manipular mi móvil para ver, escuchar y grabar mi vida”, comenta la creadora de este reportaje. El cineasta, desde su base de operaciones, podía acceder a las cámaras trasera y delantera, al micrófono, a los mensajes de texto e incluso a las llamadas de voz.

Aquí tenemos a la app espiando a la periodista maquillándose antes de salir.

Y aquí en una cafetería.

“¿Podemos saber en qué cafetería se encuentra?”, pregunta otra periodista al cineasta van der Meer mientras espían a la víctima consentida.

El cineasta accede al punto Wi-Fi de la cafetería…

… y descubre su nombre, entre otros detalles. “Se encuentra en Bondi Massive”, explica para el reportaje.

Mediante los puntos de acceso WiFi y los datos del GPS, van der Meer sabía dónde estaba la periodista en todo momento.

Aquí tenemos los primeros pasos de la periodista cuando empezó a ser espiada…

Y la ruta al final del día.

ABC decidió no revelar el nombre de la app utilizada durante el experimento. Solo ha aclarado que se puede descargar para Android de forma espeluznantemente fácil junto a tantas otras.

Por desgracia, este tipo de apps son cada vez más populares.

“El spyware comercial está siendo usado por las fuerzas de la ley y los servicios de inteligencia de algunos países de todo el mundo”, explica Adam Molnar, experto en seguridad de la Deakin University. “El ciudadano de a pie lo usa de forma similar”.

Pero existe una gran diferencia entre un gobierno y un ciudadano: “el ciudadano necesita tener acceso físico al móvil que quiere utilizar para espiar”. Y es entonces cuando entramos en el mundo de la ilegalidad.

Karen Bentley, de la Red de Servicios para las Mujeres, ha explicado que ha visto muchas apps spyware usadas por hombres para espiar a sus ex parejas.

“He estado trabajando con una mujer cuyo ex marido le dio un móvil, y otros para sus hijos. El ex marido había instalado una app en los tres dispositivos para saber dónde se encontraba e incluso recibía una notificación si se alejaban del perímetro. Y ella no lo sabía”.

“Y ella no lo sabía”. He ahí el paso hacia al ilegalidad. Según la abogada Veronica Scott, descargar estas apps es legal. Usarlas con el consentimiento de la persona a que quieres vigilar, como el caso del padre que quiere vigilar al hijo, es legal. Ahora bien, usar la app para espiar a alguien sin su consentimiento o aprobación es ilegal.

Molnar, el experto en seguridad, termina el reportaje con un comentario ominoso: “Y el problema es que no solo se puede espiar con estas apps. Se puede hacer con cualquier otro producto como Facebook o Snapchat”.

Si quieres permanecer seguro, recuerda estos consejos básicos: ten cuidado con las apps que te descargas, asegúrate de que no hay ninguna app instalada en tu móvil sin tu permiso, ten siempre una contraseña segura para desbloquear tu móvil y vigila la configuración del mismo, pues nunca se sabe cuándo podrías (o te podrían) haber dado permiso a ciertas apps para acceder a información privada.

fuente: softonic