El eterno sueño de convertir el móvil en un ordenador ya es una realidad

El eterno sueño de convertir el móvil en un ordenador ya es una realidad

Cuando nos preguntamos sobre cómo la tecnología puede ayudarnos en el día a día, casi siempre pensamos en una frase que lo resume bastante bien: “poder hacer más con menos”. O lo que es lo mismo: tenerlo todo en un único dispositivo.

Aunque hace años parecía complicado, las últimas innovaciones del mercado muestran como cada vez estamos más cerca de poder reunir todo en un mismo producto y utilizarlo tanto en el entorno personal como en el profesional. Sin límites.

Esto cobra especial importancia en el ámbito laboral donde hasta hace no poco, nos enfrentábamos cada mañana a la misma situación: salir de casa usando el teléfono móvil y, al llegar al puesto de trabajo, dejarlo sobre la mesa y empezar a usar otro equipo, el ordenador. Este hecho hacía que, en la mayoría de los casos, tuviésemos que tener dos equipos, uno en casa y otro en nuestro trabajo.

El smartphone se queda corto si lo necesitamos para trabajar durante largos periodos.

Según han ido pasando los años y el smartphone se ha ido consolidando en el centro de nuestras vidas, han ido creciendo el número de funciones que podemos hacer con él. Es extremadamente cómodo para atender asuntos como responder mails (mejor si no son muy largos), corregir o editar algún que otro texto o compartir cualquier archivo; pero la realidad es que se queda corto si necesitamos hacer más cosas o tenemos que utilizarlo durante más tiempo.

El futuro de la movilidad se puede materializar en un ejemplo muy gráfico: salir de casa con nuestro teléfono en el bolsillo, llegar a nuestro puesto de trabajo donde nos estén esperando tres periféricos (pantalla, teclado y ratón) fijos, conectar nuestro smartphone y poder trabajar de una manera normal y cómoda. Al finalizar la jornada laboral, se desconecta el teléfono y regreso para casa. Un solo producto pensado y adaptado para ser multifuncional.

Microsoft fue una de las primeras compañías que presentó algo similar. Fue a finales de 2016 cuando habilitó Continuum para Windows 10. Era capaz de hacer funcionar un teléfono como PC, utilizando terminales de la época como el Lumia 950, con sistema operativo Windows Mobile. Sin embargo, la baja cuota de mercado y el cese de fabricación de teléfonos móviles le impidió dar continuidad a esto.

Si miramos el mercado actual, 2017 ha sido un año positivo en este área. El usuario puede elegir entre opciones de varios fabricantes para conseguir resultados parecidos, pero con una gran diferencia que puede resultar clave: la existencia o no de un dock que actúe como hub de todas las conexiones, bien a los periféricos o bien al puerto de carga del teléfono para cargar la batería. Este hecho, además de resultar más incómodo, hace que pierda gran parte del sentido y de la eficiencia, por la necesidad de tener que transportar más dispositivos, además del teléfono móvil.

El modo PC de Huawei Mate 10 elimina la necesidad de un dock, sólo necesitas el cable.

Actualmente, Huawei es la única compañía que permite esa movilidad y que elimina la necesidad de disponer de un dock. Sólo es necesario conectar cualquiera de los recién presentados teléfonos Huawei Mate 10 o Huawei Mate 10 Pro a un monitor mediante el cable USB-C a HDMI, y el teclado y el ratón mediante Bluetooth. Además, si no disponemos de estos últimos, el propio teléfono y su pantalla pueden actuar como teclado y trackpad para desplazarse por el escritorio.

El modo PC es sólo una de las novedades que ha presentado Huawei en sus últimos dispositivos, Huawei Mate 10 y Huawei Mate 10 Pro. Estos dispositivos también satisfacen las necesidades y exigencias que demandan los usuarios de hoy en día, que ven en la tecnología la herramienta perfecta para su día a día. Algunas de las novedades que incluyen son una batería de 4.000 mAh con el que superar de manera holgada un día de uso exhaustivo, una pantalla 16:9 con tecnología HDR10 con el que visualizar todo el contenido con calidad o una cámara dual Leica con apertura f1.6. Todo ello está gestionado por el procesador Kirin AI, el primer procesador con Inteligencia Artificial del mercado, capaz de aprender los hábitos del consumidor.

El avance y mejora de los dispositivos móviles, junto a la tecnología en materia de movilidad de compañías como Huawei, son los capaces de convertir en realidad lo que hasta hace no mucho, era simplemente un sueño.

fuente:hipertextual